Hacer un mantenimiento responsable de los frenos del automóvil te puede salvar la vida.

En Talleres M&D queremos insistir en la necesidad de revisar el buen funcionamiento de los componentes de este sistema de seguridad activa, el más importante del automóvil, y de sus piezas clave, como las pastillas, los discos o los tambores. Además diferenciar entre los frenos de disco y los de tambor.

El material de fricción de este elemento debe cumplir con el reglamento ECE-R90 de la legislación europea y ser respetuoso con el medioambiente, por lo que además de ayudar en la conservación del entorno, garantiza un buen control y eficacia en la frenada.

Los fabricantes de primer orden realizan elevadas inversiones para asegurar, mediante pruebas y controles, que los sistemas de frenos sean homologados. Pero además de estos ensayos, otro elemento que cobra gran importancia es el líquido de frenos, que debe sustituirse como máximo cada dos años, y es aconsejable utilizar el recomendado por el fabricante.

A la hora de montar los componentes, es importante que los profesionales extremen la limpieza de las zonas de asentamiento, realicen el engrasado adecuado de las zonas móviles y utilicen siempre las herramientas adecuadas, con el fin de evitar ruidos, chirridos o vibraciones.

Los conductores deben acudir al taller en busca de una reparación o mantenimiento adecuado cuando el vehículo frena poco, lo que puede deberse a una falta de líquido de frenos, o a que algunas de las piezas están desgastadas. Si el freno ofrece más resistencia, esto puede ser ocasionado por un problema en el servofreno.

Cuando se escuchan pequeños ruidos en alguno de los ejes, es posible que el forro de la zapata o de la pastilla se haya desgastado, haciendo que el metal roce con el tambor o en el disco. Si durante el frenado del coche este tiende a ladearse, además de un problema en los neumáticos, el fallo puede venir de un mal asentamiento de las pastillas.

Finalmente, si notas blando el pedal, lo más probable es que se haya introducido aire en el circuito o que el líquido de freno sea escaso.

Como recomendación final en talleres M&D, aconsejamos siempre cambiar los frenos por pares paralelos en el mismo eje, ya que la eficacia de los mimos dependerá de que sea estable en las dos ruedas del mismo eje.

× Contactanos por WhatsApp