Hay síntomas que indican que un fallo en la batería de tu coche no tardará en presentarse y seguro que será en el peor de los momentos.Talleres M&D te aconsejamos si quieres evitar que tu vehículo no arranque cuando más lo necesitas, es posible ahorrarte ese mal rato revisando la batería.

Los profesionales de Talleres M&D aseguran que sí existen síntomas que anteceden y alertan sobre el fallo en la batería del coche. El problema es que los conductores no siempre saben interpretar las señales o ni siquiera se percatan de ellas, pero si estás informado, es más fácil que el próximo cambio de batería no te pille en el peor momento.

4 síntomas de batería casi agotada

Climatizador variable

Sea cual sea el sistema de climatización de tu coche dependerá del suministro eléctrico del vehículo y por lo tanto, de la batería. Si empiezas a sufrir episodios de descontrol de temperatura, cortes repentinos del aire acondicionado o la calefacción… puede que la batería esté a punto de agotarse. Existen otros problemas relacionados como suciedad en filtros o falta de carga en el aire, pero descartadas esas opciones, el fallo en la batería puede ser la clave.

Arranque retardado

La pista definitiva de que tu batería se ha acabado es que el coche no arranca aunque también puede ser una descarga ocasionada por algún otro problema que tendrías que valorar. En cualquier caso antes de ese fallo total, el coche puede haberte dado algunas pistas en forma de arranques tardíos, costosos o con ruidos extraños. Acostúmbrate a escuchar tu coche y podrás detectar estos síntomas y por supuesto, no ignores fallos en el arranque aunque sean esporádicos.

Limpiaparabrisas

El sistema de limpiaparabrisas también depende directamente del suministro eléctrico del coche por lo que sus fallos pueden vincularse con acierto a posibles problemas en la batería del coche. Aunque no llueva y especialmente cuando no los has usado durante un tiempo merece la pena comprobar su uso, en diferentes modalidades y/ o velocidades. Un retardo en la velocidad, acelerones o parones continuos y repentinos… en el movimiento continuo del limpiaparabrisas puedan hacerte sospechar de tu batería.

Inspección ocular

Si tienes dudas sobre el estado de tu batería, aunque no seas ni profesional ni siquiera aficionado al motor, una inspección visual sencilla a la batería puede darte algunas pistas importantes y una indicación bastante fiable sobre si tienes  que cambiarla pronto al menos, revisarla de manera completa y profesional en un taller. Sospecha ante baterías con daños visibles en la propia pieza o a su alrededor, óxidos y signos de corrosión no son buena señal, fíjate también en los cables y no te fíes si están dañados, pelados o envejecidos.

 ¿Fecha de caducidad?

La vida media de una batería oscila entre los cuatro y los cinco años, pero Talleres M&D recordamos que aunque es una temporalidad válida para estar alerta hay diferentes factores que pueden hacer que la batería falle y haya que cambiarla. El uso, el cuidado y mantenimiento e incluso la climatología a la que se enfrenta la batería puede hacer variar su tiempo de vida útil.

No existe un concepto de fecha de caducidad o de consumo preferente en una batería de coche, pero los profesionales indican que es difícil que este elemento sea válido en plenas facultades para el funcionamiento de un coche más allá de los seis años desde su instalación. En la batería sí se consigna la fecha de fabricación como dato orientativo para suponer su vida útil, fíjate cuando compres una nueva.

Recordar la fecha de estreno de la batería para estar preparado cuando se aproxime su quinto aniversario, no ignorar los fallos eléctricos que puedan sufrir los diferentes sistemas o instrumentos del coche… son consejos que pueden ayudar a prever los síntomas de fallo en la batería del coche.

× Contactanos por WhatsApp