A todos nos ha pasado en un momento de apuro al conducir, tener que pisar el freno con urgencia y … sorpresa!!!    Uf, por poco. Casi me como al de delante.

O a quien no le ha pasado, cada vez que pisas el pedal del freno ahí esta ese chirrido insoportable.

Todos estos son síntomas  son señales de que algo no va bien. En Talleres M&D te vamos a enumerar los problemas más frecuentes que te puedes encontrar en el día a día, por supuesto te recomendamos consultar con un profesional :

  • El pedal del freno hace más recorrido: Si lo hace es posible que el sistema de líquidos de freno esté en mal estado o tenga aire, tenga una fuga o que las pastillas estén desgastadas.
  • El pedal del freno hace menos recorrido: Puede tener algunas piezas dañadas que intervienen en la extensión y retracción
  • Pedal de freno esponjoso: ¿Aire en el sistema de frenos? Las causas pueden ser que exista aire en el sistema hidráulico, el líquido sea inadecuado o esté contaminado por agua, el latiguillo debilitado o la pinza gripada.
  • Pedal, muy duro: Con sensación de bloqueo del pedal de freno. El pedal ofrece mucha resistencia al pisarlo porque seguramente las pastillas están sucias impregnadas con líquido de freno o grasa. Otras causas pueden ser que el pistón esté gripado, el líquido tenga una cantidad inadecuada, las pastillas estén cristalizadas, los discos dañados o el servofreno que funcione mal.
  • Pedal con menor trayectoria: Se ha acortado el recorrido del pedal cuando frenamos porque la goma del cilindro maestro está hinchada, o el pistón del cilindro principal no vuelve a su lugar y también puede ser porque las piezas de retracción o extensión estén débiles.
  • Una rueda se bloquea: Esto puede deberse a que los rodamientos estén sueltos, que se hayan hinchado las gomas de los cilindros o que en esos cilindros se agarroten los pistones. Además otras causas de ese bloqueo en la rueda pueden ser alguna conducción obstruida, pastillas de freno defectuosa o el cable del freno de mano que se encuentre enganchado.
  • Vibración en el pedal del freno: Es probable que sea porque los rodamientos de las ruedas estén gastados o sueltos, o los discos estén alabeados. También puede ser que las pastillas y los discos estén en mal estado y que haya que sustituirlos.
  • Pérdida de eficacia en el frenado en caliente: Conocido como fading. Lo normal es que sea porque las pastillas de freno sean de baja calidad. Además esa pérdida de frenado se puede producir porque las pastillas no hagan bien el contacto o el disco sea muy delgado.
  • El vehículo oscila hacia un lado: Aquí las causas son unas cuantas y variadas. Puede ser que las pastillas de un lado estén sucias con grasa o líquido de frenos, o que los neumáticos estén desgastados o sin mucho dibujo, las pastillas estén cristalizadas, el cilindro de la rueda esté bloqueado, el coche arrastre una rueda, tengamos holgura en la dirección o en sus rótulas, la tubería hidráulica esté tapada o doblada, o por último, que los discos y los amortiguadores estén en malas condiciones.
  • Los frenos vibran: Esto puede deberse a que las pastillas estén sucias con polvo, grasa o líquido, también no hay que descartar que este roto o debilitado el resorte
    o que los rodamientos estén sueltos, los discos alabeados, las ruedas se presenten desequilibradas o las rótulas figuren en mal estado.
  • Los frenos chirrían y hacen ruido: Vamos con las causas más probables. La lamina anti ruido puede estar rota, doblada o desplazada, también puede ser que se hayan incrustado en las pastillas partículas metálicas o polvo, que las pastillas sean de baja calidad; los soportes de sujeción estén débiles o rotos; los rodamientos de las ruedas, sueltos; que el pistón no retroceda correctamente, los discos se encuentren en mal estado y las pastillas se hayan degastado mucho.

Hasta aquí los problemas más frecuentes que nos podemos encontrar relacionados con los frenos.

× Contactanos por WhatsApp